Baberos

Mostrando todos los resultados (4)

Los mejores baberos para tu bebé

Una de las telas imprescindibles que no pueden faltar en el día a día de nuestro bebé son los baberos. Gracias a éstos evitamos (en gran medida) que nuestro querido recién nacido se manche cuando come. Evitamos que la ropa se ensucie y además nos sirve como comodín para limpiarle los morretes y mofletes tan adorables de nuestro querido bebé. ¿Quieres calidad y no equivocarte?¿Por qué los baberos para bebé que hay aquí son los que buscas?

¿Por qué aquí se encuentra el babero para tu bebé que buscas?

Te traemos los mejores baberos, después de una exhaustiva selección para que no pierdas tiempo en elegir. Cuando compramos baberos, lo más importante en lo que nos tenemos que fijar son las siguientes claves.

El babero mejor plastificado.

Gracias a la impermeabilidad parcial que ofrece evitamos que los tejidos se empapen de líquidos y alimentos. A la hora de limpiar el propio babero, verás que con pasar una toallita quedará como nuevo. Tampoco queremos que el babero quede totalmente plastificado porque si repele tanto los líquidos, estos se irán deslizando como tarzán de un árbol, para que caigan estratégicamente en los pantalones, peucos, silla o lo que se ponga por el medio. En wonderhome, nos hemos preocupado de elegir unos baberos con una composición ideal. También existe la posibilidad de complementar la compra con baberos pequeñitos para limpiar. Al contrario que los otros, estos han sido diseñados para ensuciarse y empapar. Muy útil un baberito auxiliar, que nos sirva de servilleta. Siendo de algodón, absorbe y limpia sin dañar la piel de nuestro baby.

Unas dimensiones acertadas.

Los centímetros cuadrados que debe tener el babero deben ser suficientes como para cubrir la totalidad del pecho de nuestro bebé. Si es pequeño habrán muchas más posibilidades de ensuciarse. Veréis que los baberos que hemos seleccionado son del tamaño perfecto.

Mejor que el babero tenga velcro para el cierre

Hay baberos que tienen un lazo para anudar por detrás, pero nosotros después de escuchar a muchas mamás, papás y probarlo en nuestras carnes, nos quedamos con el velcro. La razón es la practicidad que este sistema nos ofrece para quitar y poner. Un sistema wonder.

Baberos que sean bonitos, ¡Leñe!.

Parece mentira lo que cuesta encontrar un buen diseño con animalitos casi tan adorables como nuestro bebé. Nosotros nos hemos preocupado de seleccionar unos baberitos diseñados con el gusto que tu bebé se comerá las papillas.

¡Hola! ¿Te ayudamos?